La pérgola Biosolar está compuesta por una estructura de aluminio y una cubierta de lamas orientables, cuya particularidad reside en que no precisa electricidad para funcionar. Esta cubierta de apertura manual permite graduar la inclinación de sus lamas de 0 a 120º, resultando impermeable cuando se mantiene cerrada. El agua
recogida por la cubierta se evacúa a través de canalones integrados en las vigas de cubierta y por el interior de los pilares. Biosolar se convierte así en una estructura ideal para atmósferas minimalistas y atractivas que precisen una estructura práctica y de fácil instalación.